Glitter Zines, editora fanzinera feminista: “Cuando nos preguntan qué es Glitter la respuesta es: `Gatitos con puñales´”

Publicado por Lorena Alvarez-Chávez en

Justo cuando parece que todo se traslada irremediablemente hacia la digitalización, descubrimos a Glitter Zines, una editora fanzinera feminista que desafía las tendencias hacia lo virtual con sus exquisitas publicaciones en papel que integran relatos, poesía, fotografía e ilustración. Todo hecho a mano y sin apuro. 

 Fanzines Glitter Fanzines Glitter

 

Se trata de tres creadoras jóvenes que apuestan por la colaboración y la autogestión en un proyecto editorial colectivo de mirada transgresora, con alta dosis de purpurina y cartulina.

Es algo así como gatitos con puñales”, dice una de las integrantes, mientras sus compañeras asienten con la cabeza y avalan con sonrisas el comentario, argumentando que detrás de la estética medio glam, medio adolescente de los fanzines de Glitter, se esconden mensajes afilados que penetran bien profundo en sus lectoras y lectores. 

Henar, Elena y Patri son las responsables de la creación de cientos de publicaciones que circulan por Barcelona, pero también por otras ciudades de Europa y Latinoamérica, proponiendo una agenda que aborda temas que van desde relatos sobre brujas y sirenas; pasando por historias de mujeres científicas o fotografías de cuerpos desnudos y diversidades; y que actualmente se concentra en asuntos sobre salud mental. 

“Si no me falla la memoria, comenzamos en 2015. Fue una colaboración muy simple para acompañar un poema sobre brujas que escribió Elena para su blog. Justo esa semana yo tenía programada una visita a Sevilla para ver a Patri. Ella también es fotógrafa. Y pensé que podíamos hacer una sesión a cuatro manos, algo que yo no había hecho nunca. Se lo propuse y salieron muchísimas fotos. Cuando le mostré el resultado a Elena, ella dijo: ´Bueno, hay que ampliar el contenido con más poesía´”, cuenta Henar, acerca de los inicios del colectivo. 

Así nace “Nietas de la Hoguera”, fanzine iniciático que marcaría el principio del trabajo mano a mano de este equipo.

 Glitter Zines Glitter Zines

 

“Al acabar el manuscrito y ver las fotos decidimos encuadernarlo. Fue una reivindicación a la figura de la bruja para restarle mitología y explicar cómo realmente fueron grupos de mujeres incomprendidas, marginadas y perseguidas. Entonces nos sentimos nietas de esas mujeres. De esas brujas que no son brujas”, relata Elena. 

Los textos de los fanzines están a cargo de Elena, mientras que Henar y Patri se encargan de la fotografía y el diseño de la visualidad de cada una de las piezas. No obstante, son enfáticas al recordar que siempre se trata del resultado de un diálogo compartido. 

“Somos tres personas que leemos un montón. Que vemos muchas series y documentales. Entonces, normalmente cuando surge el tema y el concepto nos emociona lo suficiente a las tres, hacemos el manuscrito. Luego, en base a ese manuscrito trabajamos sobre el concepto visual para hacer la sesión de fotografía. Siempre hay una parte más conceptual y otra más visual. Luego, cuando ya tenemos todo volvemos a dar una vuelta para ver de qué manera lo presentaremos”, dice Elena.

Sobre los temas que las convocan, Henar explica: “La primera parte fue, sobretodo, coger temas mitológicos que nos interesan y enfocarlos desde un punto de vista feminista al reescribirlos. En el primero, tomamos el tema de la bruja. En el segundo, la figura de las científicas olvidadas que trabajaron muchísimo y no se llevaron el mérito. Pero tenemos diferentes colecciones de fanzines, también tenemos otros más pequeños, más sensoriales, que no tienen un tema tan definido. 

“Ahora llevamos un tiempo en que nos interesamos mucho por la salud mental”, agrega Elena. “Y como somos personas con perspectivas muy diferentes es maravilloso, porque es muy enriquecedor escoger un concepto y luego compartirlo entre las tres, antes de desarrollarlo”

 Glitter Zines Glitter Zines

 

Abordar como tema central la salud mental es parte de una etapa más reciente del colectivo. “Yo no sé si se puede hablar de salud mental si no es desde una perspectiva feminista”, comenta Elena, quien explica que durante este período han hecho uso fuertemente de Instagram (@glitterzines) para la divulgación científica respecto a estas materias, preocupándose de recurrir a fuentes fiables para obtener información, considerando lo sensible del tema. “Nos basamos en artículos científicos, no en la Wikipedia, que está muy bien, pero no son esas nuestras fuentes. Al hablar, por ejemplo, de anorexia, depresión, de TOC, la mujer es siempre la que sale más castigada, es imposible que no aparezca en las lecturas”, concluye.


A propósito de la visualidad

Henar y Patri, detrás de las cámaras, son los ojos de Glitter Zines. Y proponen una perspectiva particular y una identidad propia que hacen muy reconocible las piezas desarrolladas por el colectivo.

“Al principio era algo muy sencillo. Una portada con una cartulina básica. Lo más fácil de imprimir. Pero conforme íbamos haciendo fanzines, nos dimos cuenta que nos quedamos sin cartulinas sencillas… Y se ha ido complicando porque cada vez nos ha parecido más importante todo lo que hemos ido creando”, cuenta Henar. “Dentro de mí ha ido tomando una importancia, que necesita un resultado exquisito. Entonces, escogemos la grapa, hay fanzines en los que añadimos un poco de purpurina, un poco de pintauñas, es decir, no son grandes impresiones, pero es verdad que intentamos que todos tengan la misma calidad, porque nos importa el objeto. Y somos nosotras mismas las que hacemos todo, no hay gran tiraje. Vamos a la copistería y volvemos con 20 fanzines, depende del dinero que tengamos. Los primeros solo estaban pensados para nuestras familias, pero hoy debe haber por ahí cientos de fanzines”.


Sobre sus lectores

Hace un tiempo, a través de sus redes sociales, las chicas de Glitter Zines descubrieron que en Latinoamérica querían leer sus fanzines. Pero al comprender los grandes costos que implicaba el envío, decidieron generar un fanzine digital, a modo de pequeño regalo para sus seguidores del otro lado del océano. 

“Que nos busquen, que nos compartan su opinión, que muestren alguna foto en redes sociales o un fanzine viejo hace mucha ilusión. Nos gusta que lo compartan porque se ven emocionadas, o porque se ven reflejadas. Especialmente nos gusta porque esto no pasa por ningún editor profesional y no está censurado tampoco” dice Patri.  

“Glitter es una vía de escape. En la parte creativa yo me he desarrollado mogollón como fotógrafa. Eso es muy bonito”, agrega.

Henar cuenta también que aún se sorprenden de recibir pedidos desde lugares impensados como UK, pues nunca ha sido su objetivo la circulación a gran escala, siempre se han sentido cómodas en lo más underground.

“Publicar fanzines es también como cerrar algunos ciclos. Hay fanzines que hacemos desde la rabia, el enfado, el disgusto, o desde algo que nos remueve. Y el hecho de publicarlos es como un alivio. Como un cierre: ya lo hemos dicho, es nuestra postura al respecto y queremos cambiar algo -aunque sea pequeño- pero queremos cambiarlo ¡y a otra cosa! ... y eso te libera un poco”, expresa Henar.

Actualmente Glitter es un espacio en construcción. Contempla más de once fanzines en papel, dos ediciones digitales, espacios de divulgación científica, una serie de directos de Instagram a modo de charlas y en un futuro próximo esperan retomar su participación en mercadillos, recitales y fiestas.

“Cuando nos preguntan qué es Glitter la respuesta es: `Gatitos con puñales´, porque sabemos que tenemos algo que parece muy inocente e infantil, a veces, pero ese es nuestro engaño. Es nuestra manera de acercarnos a la gente para hablar de temas que nos importan”, finalizan. 

Barcelona, abril 2021

Glitter Zines · IG @glitterzines

 Entrevista por Lorena Alvarez –Chávez · IG @lorenalvarezch

Edición por Lucía Cortés · IG @lucia8libros


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados